Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

BLOQUEO DE ANUNCIOS PUBLICITARIOS EN AUMENTO ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

home-splash-stop

Navegar en internet sin ver avisos publicitarios es bastante agradable. Sin popups tapando la pantalla, sin videos que se reproduzcan solos haciendo que la página se cargue tan lento como cuando nos conectábamos por módem en 1999.

Muchos usuarios están de acuerdo y han instalado extensiones a sus navegadores que eliminan los anuncios de la mayoría, sino todos, los sitios que visitan. Un popular Bloqueador de Anuncios es AdBlock Plus, que, según Ben Williams, director de comunicación y operaciones en Eyeo, y creador de AdBlock Plus, cuenta con entre 50 y 60 millones de usuarios activos.

El bloqueo de publicidad no es nuevo. La gente ha estado instalando estas extensiones desde hace tiempo, pero estos usuarios eran considerados una excepción. Sin embargo, este grupo se está acrecentando, ya que los niños que crecieron navegando en los computadores de sus padres ahora tienen los suyos y los personalizan sin problemas.

“Realmente no era algo común, nunca había escuchado de esto hasta este año. Pensaba que era algo exclusivo, pero se está volviendo cada vez más usual”, afirmó Jon Steinberg, director deDailyMail.

28% de las personas en Estados Unidos que usa internet declara navegar por la web con un bloqueador, según una encuesta llevada a cabo el año pasado por Adobe y PageFair, una compañía que vende tecnología a los editores para combatir los bloqueadores de anuncios.

La audiencia objetivo de hoy para los anunciantes (veinteañeros y treintañeros) son los más tendientes a usar bloqueadores de publicidad. De aquellos encuestados entre las edades de 18 y 29, 41% dijo utilizar bloqueadores.

Los problemas para los anunciantes y medios

El bloqueo publicitario aún no se ha convertido en un problema tan grave para los medios online como lo son el porcentaje de tráfico fraudulento o las exigencias de viewability (visibilidad), pero va avanzando hacia allá.

Steinberg dice que por el momento no es problema, pero que se están encargando de ello. David Morris, de CBS, concuerda con Steinberg:

La visibilidad es nuestra principal preocupación, prevenir el tráfico fraudulento en nuestros sitios va en segundo lugar, diría que el bloqueo publicitario está en tercero, aunque creciendo con rapidez.

Las alarmas se encendieron a principios de este mes, cuando Apple reveló sus planes para permitir que las extensiones de bloqueo de anuncios funcionen en la versión móvil de su navegador Safari, que está predeterminado como navegador para iPhones y iPads. Apple no quiso hacer comentarios al respecto, sin embargo, mucho antes del anuncio de Apple, el bloqueo en teléfonos móviles ya había estado creciendo a nivel mundial.

Cabe destacar que el navegador UC (muy popular en India y China) incorporó el bloqueo de anuncios en su navegador móvil, lo cual implicó que millones de personas se convirtieran en bloqueadores de anuncios prácticamente de la noche a la mañana. Otro navegador, Maxthon, se asoció con AdBlock Plus para crear una plataforma de navegación móvil libre de anuncios. Esto quiere decir que los usuarios con bloqueo en sus teléfonos móviles es una población en crecimiento que ha superado a los usuarios de computadores bloqueados. Y con el lanzamiento de iOS 9 el 30 de junio, la cantidad seguirá creciendo.

Los consumidores quieren una web más rápida, significativamente menos rastreada por terceros desconocidos, “y el plan de bloqueo móvil de Apple acelera este proceso, y abre una participación significativa en el mercado”, afirma Jason Kint, de Digital Content Next.

Esta significativa participación se traduciría en un gran recorte de ganancias para los medios, como referencia PageFair ha estimado que Google, que tuvo ventas por $59,1 mil millones de dólares en anuncios el 2014, perdió 6,6 mil millones ese año por bloqueo de anuncios.

¿Qué puede hacer un medio? Hay algunas posibles soluciones.

La IAB formará un equipo de trabajo en un par de meses para discutir el tema del bloqueo de anuncios y dilucidar cómo debiesen proceder los publishers, indicó Morris. Mientras tanto, medios como CBS Interactive, DailyMail y Forbes se reunirán con firmas especialistas en publicidad para analizar algunas de las opciones:

Pagar a los bloqueadores: parece extraño, pero algunas compañías como Google, Amazon y Microsoft están pagando a AdBlock Plus para impedir que bloqueen anuncios en sus sitios.

“Nativos”: A los bloqueadores de anuncios les cuesta trabajo reconocer si un contenido ha sido pagado por una marca y que por ende es un anuncio. Esto no aplica a todos los avisos “nativos” tales como los avisos de búsqueda, que compañías como Yahoo ubica al lado de sus artículos. La publicidad nativa ya está ayudando a marcas y publicistas a lidiar con la capacidad de la gente de reconocer e ignorar de inmediato los formatos estándar de los anuncios, sin embargo los bloqueadores pueden ocultar los lugares pagados que dirigen a la gente a ese contenido patrocinado.

Pedir apoyo a la audiencia: Una de las soluciones más populares podría tener a los anunciantes generando pop-ups cuando la gente visita sus sitios con los bloqueadores de anuncios habilitados que pudiesen explicar a los visitantes cómo el bloqueo de anuncios pone en peligro el negocio de los medios y su capacidad de emplear gente para crear los contenidos que los visitantes disfrutan. Sin embargo, esto puede no funcionar, ya que se ha intentado antes y la respuesta de la gente no ha sido muy satisfactoria.

Bloquear contenido a gente que usa bloqueadores: Los medios podrían impedir ver el contenido de la página a los visitantes que posean bloqueadores. Esta podría ser una medida muy severa que afecte la relación entre la marca o anunciante y un segmento de su audiencia. Además, podría no funcionar para aquellos cuyo contenido no es original y que puede encontrarse en otros sitios que no penalizan a los usuarios de bloqueadores.

El modelo “Freemium”: Si a la gente le desagradan tanto los anuncios, quizá estén dispuestos a pagar para acceder a sitios sin ellos. Este es el modelo “freemium” que ofrece una versión gratis, con publicidad, y una pagada sin anuncios a la vista. Este modelo ha sido adoptado por compañías de música como Spotify. Youtube está pensando en tener su versión pagada sin anuncios. Este sistema funciona con Spotify y con Pandora, porque son grandes servicios que ofrecen a la gente mucho contenido a cambio de su dinero, y contenido que no pierde valor con el tiempo como lo hacen los artículos de noticias.

Vía: Adage

Written by Marketing Hoy

Contenidos realizado por Marketing Hoy

317 posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *