Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

El Equilibrio de Nash en el Marketing

equilibrio

El equilibrio de Nash es un concepto desprendido de la célebre ‘Teoría de los juegos’, desarrollado en sus inicios por los matemáticos Von Neuman, Oskar Mogenstern, y posteriormente definida por John Nash y A.W. Tucker, siendo en el año 94’, fecha en la que se le concede el Premio Nobel de Economía a Nash por sus notables contribuciones a este sector.

Esta teoría nos habla sobre la maximización de los beneficios de los competidores a través de la combinación de estrategias de optimización que se busca en el juego de forma interdependiente. Para que exista el ‘equilibrio de Nash’ en un mercado de competencia perfecta, es necesario que primero exista más de un competidor en juego y que de manera simultánea todos ellos encuentren un punto equitativo de beneficio. El detalle está en que estos equilibrios no son necesariamente eficientes según el principio de Pareto, pues supone que los competidores tomarán las mismas decisiones con el fin de perjudicarse lo menos posible entre ellos. Estas decisiones estratégicas se hacen, obviamente sin el consentimiento o coordinación con otros competidores, por lo que suponen también una elección estratégica mediocre, al no optar por estrategias más arriesgadas que maximicen los mayores beneficios posibles.

No podríamos dejar de mencionar que en el marketing de precios lo que ocurre es verdaderamente una ‘guerra de precios’, sobre todo en mercados de competencia perfecta donde los productos son cada vez menos diferenciados y los demandantes más sofisticados a la hora de adquirir bienes y servicios. Desde el punto de vista del marketing, el “equilibrio de Nash” constituye una fuerte limitación estratégica en lo que respecta a propuestas innovadoras y disruptivas, que es aquello que hoy en día necesitan más las empresas que se desenvuelven en entornos de cambios cada vez más vertiginosos. Esa limitación se ve explícitamente respaldada en modelos conservadores que también atentan contra el desarrollo exponencial de los negocios, pues el éxito de uno se encuentra supeditado a lo que haga el oponente, para no perder ambos.

La propuesta concluyente es que en contextos comerciales como los mencionados, se agoten los esfuerzos por no caer en el equilibrio, pues, como hemos visto, no significan una verdadera ventaja competitiva para nuestros negocios. Lo que sí representa una opción clara y menos predictiva para evitarlo es la innovación. En la medida que desarrollemos modelos de negocio y productos sensacionalmente diferentes y útiles para la vida, no tendremos que depender únicamente de los movimientos ajenos del competidor. Como en ‘el arte de la guerra’, la batalla la ganará aquel que se anticipe a los ataques, atacando sin treguas. Particularmente no creo que quien tome la iniciativa asegurará su éxito en el juego, sin embargo, creo que quien toma la delantera se encuentra ante un camino con mejor visibilidad que aquellos competidores que siguen en su zona de confort.

columna1

 

@MiguelKooJr

Miguel Koo Vargas | Regional Manager Latam

Written by Marketing Hoy

Contenidos realizado por Marketing Hoy Chile

316 posts

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *