Social Media

Fundador de CrossFit lanza desafortunado comentario sobre George Floyd y pierde patrocinadores

CrossFit
Gren Glassman

El fundador y CEO de CrossFit, Greg Glassman, recientemente compartió un controvertido tweet que aludía a George Floyd, hombre afroamericano asesinado por un policía en Estados Unidos.

El presidente ejecutivo de CrossFit, tuiteó: “Es FLOYD-19“, luego de que el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud clasificara el racismo y la discriminación como un problema de salud público.

Diversos grupos de derechos humanos expresaron su indignación contra el mensaje, calificándolo de insensible.

Y este mensaje ha traído consecuencias reales para CrossFit, pues la empresa Reebok decidió cortar lazos, misma decisión que tomó CrossFit Magnus.

Después de ocho años como afiliado de CrossFit, estamos terminando nuestra afiliación“, expresó el portavoz de CrossFit Magnus, Nick Hurndon.

Reebok, por su parte, anunció el domingo que hará efectiva la medida una vez que cumpla con su obligación contractual como patrocinador principal de los Juegos CrossFit 2020.

“Recientemente, hemos estado en conversaciones sobre un nuevo acuerdo. Sin embargo, a la luz de los acontecimientos recientes, hemos tomado la decisión de terminar nuestra asociación con CrossFit HQ“, señaló la compañía en un comunicado.

La inefectiva disculpa de Glassman

Glassman, que fundó CrossFit el año 2000, tras recibir una condena generalizada, utilizó la cuenta de su compañía para ofrecer disculpas. No obstante, parece no haber sido escuchada.

Cometí un error por las palabras que elegí ayer. Mi corazón está profundamente entristecido por el dolor que ha causado. Fue un error, no racista, sino un error… cuando vi que anunciaban que modelaban una solución a nuestra crisis racial, estaba incrédulo, enojado y demasiado emocional. Involucrar el nombre de George Floyd en ese esfuerzo estuvo mal”, expresó Glassman.

No obstante, figuras del deporte como Rich Froning, Mat Fraser, Chandler Smith y Noah Ohlsen ya mostraron su indignación por las declaraciones del CEO de CrossFit, donde más de uno afirmó que no participaría en los CrossFit Games, además de que no se asociarán a la marca si Glassman continúa en el cargo.

“Seguiremos siendo parte de esa comunidad, pero ya no podemos ser leales a alguien o algo que está muy lejos de mis propios valores. Si bien estoy considerando cuáles son nuestros próximos pasos, no podemos y no apoyaremos estos comentarios o creencias“, expresó Froning, que recibió el apoyo de múltiples atletas.

Etiquetas