China desarrolla influencers deepfake para realizar transmisiones en vivo

0 comment 174 views



En una revelación sorprendente, la revista MIT Technology Review ha informado que la gigante del comercio electrónico en China, Taobao, está utilizando influencers generados por inteligencia artificial (IA). Esta innovación tecnológica está cambiando la forma en que las marcas interactúan con sus clientes y cómo se realiza el marketing en la era digital.

La IA se apodera del marketing de influencers

La plataforma de comercio electrónico Taobao, propiedad del gigante chino Alibaba, ha dado un paso adelante en la integración de la tecnología en sus operaciones de marketing. Según el informe de MIT Technology Review, la plataforma ahora cuenta con influencers generados por IA para interactuar con los clientes y promover productos.

Influencers IA en China

Los influencers de IA: el futuro del marketing

Estos influencers de IA, también conocidos como «deepfakes», son capaces de realizar transmisiones en vivo, interactuar con los usuarios y responder a sus consultas en tiempo real. Esta innovación no solo permite a las marcas llegar a un público más amplio, sino que también reduce los costos asociados con la contratación de influencers humanos.

Además, estos influencers de IA pueden trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que les da una ventaja sobre los influencers humanos que necesitan descansar y tienen limitaciones de tiempo. Esto significa que las marcas pueden interactuar con sus clientes en cualquier momento del día o de la noche.

El impacto de la IA en el marketing digital

El uso de la IA en el marketing digital no es nuevo, pero la incorporación de influencers generados por IA en una plataforma de comercio electrónico es un desarrollo significativo. Esta innovación podría cambiar la forma en que las marcas interactúan con sus clientes y cómo se realiza el marketing en la era digital.

Con la IA cada vez más integrada en nuestras vidas diarias, es probable que veamos más innovaciones como esta en el futuro. Sin embargo, también plantea preguntas sobre la ética de usar IA para influir en las decisiones de compra de los consumidores y la necesidad de regulaciones para garantizar que se utilice de manera justa y transparente.