El 55% de los consumidores desconfía de marcas que se publicitan junto a contenidos inapropiados

0 comment 239 views



En un mundo cada vez más digital, la responsabilidad de las marcas en los contenidos que aparecen junto a sus anuncios es un tema de creciente importancia. Según un reciente estudio, más de la mitad de los españoles cree que las marcas son responsables de los contenidos que aparecen junto a sus anuncios.

La percepción de los consumidores sobre la responsabilidad de las marcas

El estudio, realizado por la plataforma de marketing digital PuroMarketing, revela que el 56% de los consumidores españoles considera que las marcas son responsables de los contenidos que aparecen junto a sus anuncios. Esta percepción puede afectar la confianza de los consumidores en las marcas y su decisión de compra.

Estudio de PuroMarketing

El impacto de los contenidos inapropiados en la confianza del consumidor

El estudio también muestra que los contenidos inapropiados pueden dañar la reputación de las marcas. De hecho, el 48% de los encuestados afirmó que confía menos en una marca si se anuncia junto a contenidos inapropiados. Este dato pone de manifiesto la importancia de una gestión cuidadosa de la publicidad online por parte de las marcas.

Además, el 52% de los consumidores considera que las marcas deberían tener más control sobre dónde aparecen sus anuncios. Este dato refleja la creciente demanda de los consumidores por una publicidad más ética y responsable.

La importancia de una gestión cuidadosa de la publicidad online

Estos resultados subrayan la importancia de una gestión cuidadosa de la publicidad online por parte de las marcas. No solo deben asegurarse de que sus anuncios se muestren en contextos apropiados, sino que también deben ser conscientes de la percepción de los consumidores sobre su responsabilidad en los contenidos que aparecen junto a sus anuncios.

En conclusión, las marcas deben tomar medidas para garantizar que sus anuncios no aparezcan junto a contenidos inapropiados. De lo contrario, podrían enfrentarse a una pérdida de confianza por parte de los consumidores y a un impacto negativo en su reputación.