La Policía de App State presenta nuevos patrones Tesla en transición a flota eléctrica

0 comment 236 views



En un esfuerzo por reducir su huella de carbono y avanzar hacia una flota de vehículos más sostenible, el Departamento de Policía de la Universidad Estatal de los Apalaches (APD) en Carolina del Norte, ha introducido recientemente dos coches patrulla Tesla Model 3 en su flota.

Transición a una flota eléctrica

La adquisición de estos vehículos eléctricos forma parte de un plan más amplio de la universidad para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% para 2025 y alcanzar la neutralidad de carbono para 2050. La universidad ha estado trabajando en este objetivo desde 2010 y la introducción de los coches patrulla Tesla es un paso significativo en esta dirección.

Los nuevos vehículos Tesla reemplazarán a los coches patrulla Dodge Charger de 2012 que actualmente forman parte de la flota de la APD. Estos vehículos Dodge tienen un consumo de combustible de 16 millas por galón, mientras que los Tesla Model 3 tienen una eficiencia energética de 141 millas por galón equivalente.

Tesla Patrol Cars

Beneficios económicos y medioambientales

Además de los beneficios medioambientales, la transición a una flota eléctrica también tiene ventajas económicas. Según la universidad, los costos de mantenimiento y operación de los vehículos eléctricos son significativamente más bajos que los de los vehículos de gasolina. Se espera que los ahorros en combustible y mantenimiento compensen el costo inicial más alto de los vehículos eléctricos en un plazo de seis años.

La universidad también ha instalado estaciones de carga para vehículos eléctricos en el campus para facilitar la transición a una flota eléctrica. Actualmente, hay 18 estaciones de carga en el campus y se planea instalar más en el futuro.

Compromiso con la sostenibilidad

La Universidad Estatal de los Apalaches ha demostrado un fuerte compromiso con la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de carbono. Además de la transición a una flota de vehículos eléctricos, la universidad también ha implementado una serie de otras iniciativas de sostenibilidad, incluyendo la construcción de edificios ecológicos, la implementación de programas de reciclaje y la promoción de la eficiencia energética.

La introducción de los coches patrulla Tesla es un ejemplo de cómo las instituciones pueden tomar medidas concretas para reducir su huella de carbono y avanzar hacia un futuro más sostenible. Es un paso importante en la dirección correcta y un modelo a seguir para otras instituciones.